jueves, 13 de septiembre de 2012

Revisión personal Apple Keynote 9.12.12

El día de hoy empieza con la resaca de los operarios de las Apple Store. Hoy, 13 de Septiembre de 2012, y tras una larga (y aún más provechosa, en cuanto a éxitos de venta) tradición de impacto social y tecnológico, las tiendas de Apple se preparan para anunciar, hacer reservas y promocionar el que es sin duda, el hijo predilecto, los ojitos de mamá, el vellocino de oro, el nuevo iPhone.



Pero este año algo no encaja. Voy a analizarlo.

De todos es sabido (aunque no de todos reconocido) que el iPhone cambió muchas cosas. Fue un concepto completamente nuevo para la telefonía, revolucionó el mercado y la forma de hacer las cosas. Acabó con el monopolio de Nokia de unos aparatos que, si bien no estaban mal del todo, Apple le dio un bofetón explicándole que las cosas se podían hacer mejor. Nokia, lejos de encajar bien el golpe, sigue cayendo en picado, y en estos momentos, la espiral de malas decisiones ha provocado que esté en inminente quiebra, y es que el ex-gigante finlandés, vivió con su forma de hacer las cosas y por lo visto, va a morir con su creencia de que los teléfonos, son para llamar.

Unas líneas más para explicar la crisis de Nokia. Esta empresa del norte de Europa ha sido, directamente, guiada por los principales operadores europeos a la hora de confeccionar estudios de mercado y estudiar estrategias para su desarrollo. Así pues, todo ha ido girando siempre a obtener beneficios, tratando la tecnología de manera muy crítica, y aceptando pocas innovaciones en los más de 10 años que su monopolio ha durado. Nadie le pudo hacer sombra nunca con la fórmula de: diseño clásico, muchos modelos para llegar a todo el público, modificaciones sutiles para todos los mercados, alto rendimiento en costes.
Apple los dejó en evidencia: 1 solo modelo era muchísimo más versátil, potente y útil, que todos los Nokia fabricados hasta el momento. Desde el 3210 al 9110 comunicator (y sus versiones más actualizadas) se quedaron sin posible respuesta al primer iPhone que hoy es un cacharro de 6 años.

Tras la nueva aparición del primer iPhone en el mercado (exclusivamente americano), llegó la versión Europea, con 3g, y el desastre no solo ocurrió en Nokia, también en Samsung, que de siempre iba a la cola de los finlandeses, pero ahora se veía superado claramente por los de Cupertino, así que tomaron el camino del medio: la copia descarada. Luego veremos que no le salió muy bien la jugada, pero desde 2004 a hoy, han ido en trayectoria paralela a Apple, siendo estas dos compañías las que más éxitos en cuanto a beneficios brutos han cosechado. En este panorama, Apple, llega a ser la empresa más rentable del planeta, la más grande en beneficios y sus números asustan. Es la época dorada de la manzana, pero se les sobreviene encima algo que a día de hoy es imprescindible para entender qué ha pasado con el iPhone 5. Steve Jobs, presidente defenestrado y reconquistador, impulsor del modelo Apple y de toda su idiosincrasia, fallece.

Eso pasó el año pasado. Hasta entonces, Jobs deja un legado más que interesante: una patada en el culo a otro gigante, Google (ya que es el aliado de Samsung con Android en su batalla por la dominación del mercado de nuevas tecnologías) creando un navegador propio y eliminando youtube como aplicación nativa en iPhone, como ya podemos comprobar en el nuevo iOS 6. También dejó el nuevo iPad, que destroza a todas las tabletas del mercado, dejando todos los ebooks y las demás tablets como objetos inútiles. Un nuevo navegador y un sistema de mayordomo electrónico que dará muchos beneficios a Apple en cuanto la gente aprenda a usarlo (y aprenderá, como aprendieron a dejar de usar teclas y empezar con los gestos táctiles). Pero no tenemos constancia que Jobs ideara mucho más, con lo cual, apareció el problema, Samsung Galaxy SIII, que no pudo ser paralizado por los abogados de Apple y ha sido lanzado al mercado, y amenazaba seriamente en decantar la pelea. La respuesta de Apple, el nuevo iPhone 5. ¿Y el resultado?. Tablas. Y eso para Apple, es perder.

¿Qué te ha pasado Apple?.

Simple y llanamente, le ha pasado lo que le pasó a Samsung en su momento: no hay ideas, pues copiamos. En el comparativo de Galaxy SIII con el iPhone 5 lo vemos más que claro. Apple iguala en casi todo y gana en muy poco. Detalles sutiles.

Entonces, ¿Qué ha presentado nuevo Apple en este keynote de ayer 12 de Sept. del 2012?. Pues lo siguiente:

  • Su pantalla aumenta hasta los 1366 píxeles de alto, teniendo un tamaño total de 4", siendo algo más alto y con formato 16:9. Si no fuera por la pantalla retina, sería una novedad insulsa, pero hay que decir que la pantalla del iPhone es una pasada y ahora es una pasada un poco más grande.
  • Una nueva antena wifi, más rápida. Es decir, más de lo mismo, un maquillaje, para hacer bulto en la presentación. Nada nuevo. Nada mucho mejor. Una cagada para ponerse a la altura de la competencia. Mal Apple, mal.
  • Un nuevo microprocesador. Ahora si, completamente nuevo, lleno de nueva potencia, para equipararse a la competencia, pero este es mucho mejor. Esto si es relevante, porque abre paso a gastar menos energía, haciendo mucho más, y los que usamos mucho el iPhone, sabemos que hacemos muchas cosas, y esto sí se agradece. Bien Apple.
  • Nuevas lentes en las cámaras, más profundidad de píxeles, mejoras en las características de captura (las famosas enhances) y renovada cámara frontal para fomentar la videollamada, lo que Apple denomina FaceTime, pero que poca gente usa.
  • Un nuevo sistema de microfono, que también va orientado en la línea del FaceTime, es decir, algo que no es del todo nuevo, pero que viene a apostar por algo que es un factor de alto riesgo, ya que la videoconferencia es una característica que no se usa mucho y su aceptación no crece. Regular en estos dos últimos apartados Apple.
  • Conector Thunderbolt, modificación del cargador, siendo ahora también, nuevo interface de comunicación. Teniendo en cuenta que la patente de Thunderbolt está desarrollada por Intel pero es de Apple, los aparatos con Thunderbolt son escasos, y aunque tiene muchas posibilidades, no tiene demasiada difusión. Así que viene con adaptador para USB de toda la vida, standar y libre, y con una difusión universal. Ahí te la han colado Apple. Espabila.
  • El iOS 6. Eso sí que es un avance. Como ya he comentado, elimina la aplicación nativa Youtube, deja de usar Maps de Google e incorpora navegador propio, con muchas características interesantes como el 3D, indicaciones por voz, conexión con bases de datos de negocios para la obtención de entradas, reservas, etc (Cuando veremos en España a los negocios ponerse las pilas con esto?). Más rapidez, más fluidez, más Siri y mejor, y todas las aplicaciones que ya conocíamos. Aplicaciones que son la gran diferencia a día de hoy contra Android, porque las tienda de Apps de Google está a años luz de la de Apple.
  • Y avances de menor importancia para ponerse a la altura de la competencia: Fotos panorámicas descomunales, LTE (ay... el 4G, que tanto tardaremos en ver en España), más batería y un corto etc.


¿Y qué ha pasado con estas novedades?. Pues que nos han dejado fríos.

Fríos y preocupados. El precio de los teléfonos, más que amortizados pese a la crisis, no baja. Los tamaños, no aumentan (mínimo 16Gb, máximo 64Gb). 2 colores ya conocidos, una tapa metálica trasera y nuevos auriculares. Y se acabó. Apple presenta el nuevo teléfono, con mucho adorno, pero con una sonrisa nerviosa, queriendo aparentar normalidad y cruzando los dedos para que no nos hayamos dado cuenta del timo. Pero señores de Apple, si el iPhone triunfó y arrasó en todo el mundo, no fue casualidad, y los que lo ensalzamos como el terminal que rompió el molde, al no tener continuidad, nos sentimos decepcionados. Este nuevo aparato es más de lo mismo, adornado, pintado y maquillado, pero es intentar ponerse a la altura de un Samsung que podría ganar de calle (recordemos que el Galaxy 3 lleva 3 meses en la calle  cuando el iPhone 5 salga a la venta, llevará 4 meses vendiendo millones de unidades) si no fuera porque si sistema operativo es lento y malo, y su tienda de aplicaciones apesta. Demasiada ventaja y muy mal gestionada.

Resto de la KeyNote.

Y aquí viene lo preocupante. De 2 horas de presentación, la mitad es un teléfono que no aporta nada al mundo de la tecnología. Un decepcionante estreno para lo que ha sido el caballo de batalla de una compañía. Así pues, el resto de la keynote, hablan de iTunes y los iPods. Reforzando las ideas de la marca en el business de la música y los contenidos multimedia, que tan buenos beneficios les da (ya que los contenidos no los producen ellos, aunque si los venden, ¿hola?, ¿modelo de negocio Zara al poder?) y quieren fomentar. iCloud y sus funciones de siempre, nada nuevo.

Y peor aún cuando presentan los nuevos iPods. Son exactamente iguales al Nokia Lumia!. Los directivos de Nokia en ese mismo momento se estaría frotando las manos, por la publicidad que las demandas contra Apple van a reportarle (aún no hay noticias de ellas, pero hacedme caso, al tiempo).
Steve Jobs tiene que estar retorciéndose en su tumba. Y entonces aparece el nuevo iPod Touch, en la linea del nuevo iPhone 5. Pantalla grande y todo, salvo las llamadas, exactamente igual, en un dispositivo de 6.1mm. Bueno, quizás sea una buena fuente de ingresos de la compañía, ya que es mucho mejor que cualquier otro reproductor de música y juegos para ese tamaño. Pero la imagen ya la forma de hacer las cosas ya estaba dañada. Poco ya se podía hacer para rescatarla. Ponerle colores y Thunderbolt y Siri al iPod Touch no es más que maquillaje de lo que venía a ser un hito y se queda en ruidito.

Y concierto de Foo Fighters (creo) tras un anuncio muy bonito de la nueva generación de iPods, para acabar.

Conlusión.

Apple acaba ciclo. Le pasó a Nokia, le pasará al Barça y como todo en esta vida loca y cambiante, hoy estas en la cima y mañana estas remontando para no quedarte el último. En esta batalla por la tecnología, Apple nos enseñó que la innovación te coloca en los más alto (aprende España, que quitas subvenciones a I+D y no a la Iglesia), pero se ha disparado en el pie con su propia máxima, y ahora es Samsung la que apuesta por hacer cosas nuevas, y todo apunta a que será la que tire del carro.

Esto no quiere decir que Apple esté acabada, ni mucho menos!. El nuevo iPhone 5 no es un móvil rompedor, pero por sistema operativo, por aplicaciones y por cuidado en los detalles, es la mejor opción, si obviamos el precio. El problema es que no hemos visto nada espectacular y nada sustancial como para dejarnos con la boca abierta. Además, siguen teniendo la mejor tablet, el mejor reproductor de música, seguramente el mejor aparato para jugar, y los Macs siguen siendo objetos de deseo.

Habrá que estar muy atentos como se desarrolla este trimestre en cuanto a aceptación una vez salga el nuevo iPhone y sobre todo, si aparece Jailbreak, porque entonces, sintiéndolo mucho y pese al intento de @kurioso de defender al Android, el iPhone 5 volverá a ser el más útil y usado dispositivo.

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo al 50%, me explico... (Habla una persona que se lo comprará si o si)

    Si que es verdad que no ha causado un gran revuelo, parece que ya no tienen esa chispa que antes si tenían las keynote's, algo que todo el mundo aplaudía e intentaba imitar pero... ¿No habrá tenido algo que ver todas las filtraciones/rumores de estos meses?
    Si bien es cierto que con jobs no pasaba... O si... ¿Nadie se acuerda del i4 olvidado en un bar?... ¿ O de, por ejemplo, Financial Times anunciado a bombo y platillo el 4s días antes de su presentación? (pobre escritor de columnas, ¿ande andará?)

    Creo que no seré el único en afirmar que me encanta el nuevo i5 yo, que vengo del i4, creo que es un gran salto en mejoras y rendimiento.

    Otra cosa será los que vengan del i4s, eso creo que ya es para pensárselo...

    Con todo esto, y así dejo ya el tochaco, he de decir que la verdad es que pienso que, a día de hoy, Apple esta un pasito por detrás de la competencia. Creo que no han sabido administrar esa ventaja que obtuvieron gracias al iPhone. Y es que la competencia, (algunos copiando, véase Samsung, y otros intentando sacar algo innovador, Nokia + WP8), cada día le come terreno a Apple en cuanto a "cuota de mercado".
    Y la respuesta de estos es, en vez de innovar o dar un golpe en la mesa como ya dieron hace ahora 5 años, demandar a diestro y siniestro. (¡OJO! Apple lleva toda la razón del mundo en defender su idea, su "re-invención" xD)

    Y bueno, después de desahogarme, lanzo una pregunta abierta, la cual yo no he sabido responder, y espero que tu expandas y postees las respuestas si las hay:

    Los que estáis un poco "decepcionados", ¿Que esperabais realmente del iPhone 5?

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión, a Apple le tienen comida la tostada porque están de nuevo mirando solamente al hardware, que es donde el resto puede hacer sombra. Sin embargo, el iPhone 5 seguirá siendo mucho mejor que todos por su binomio Hardware-Software, que es lo que trae de culo a Samsung, que unos teléfonos se actualizan y otros no. Wp8 tiene buena (demasiado buena) pinta, programado en HTML5, pero tiene el problema del hard, que lo pone nokia pero ahora aparecen HTC, Asus y Lenovo y se quiere subir al carro hasta Huwaei, y así repetirán los fallos de Android.
    Empatar a la competencia es perder para Apple porque al precio que tienen sus terminales, no ofrecer nada nuevo debería haber repercutido en una bajada de precios, pero su política de exclusividad heredada de Jobs venía con un amplio estudio desde la experiencia de usuario a la completa renovación e innovación año tras año, que ahora no se da, y el precio no baja.
    Mi conclusión es que no van de la mano en este caso, calidad y precio.

    Y amigo, te recojo el órdago. Voy a recopilar las opiniones y voy a hacer una nueva entrada. Espero tu colaboración!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar