lunes, 19 de diciembre de 2011

Hablemos del futuro. Un vistazo al grafeno.

Los grandes avances de la civilización siempre han ido ligados a desarrollos o a descubrimientos puntuales que han supuesto un cambio radical en los conceptos cotidianos de nuestro entorno. Desde hace casi 2 años, gracias al premio Nobel de Física otorgado a Andre Geim y Konstantin Novoselov en 2010 conocemos el siguiente punto de inflexión. Compartiré unas cuantas líneas hoy en esta nueva entrada para introducir lo que en breve será un compañero inseparable de todos, hablamos de grafeno, hablemos de futuro.
En 2008, Nokia nos mostraba este video, seguramente inspirado en un diseño previo de las posibilidades que en un avance del grafeno mostraron en una publicación. Rápidamente Nokia se hizo eco del cambio, del siguiente avance y se adelantó con esta infografía.

Por supuesto, Nokia aplicó el conecto del nuevo material a su campo, la telefonía móvil, pero el grafeno no se limita a mejorar nuestros móviles, va mucho más allá (si no, no sería un punto de inflexión en avances científicos para la próxima década).

¿Por qué el grafeno va a marcar la diferencia en los avances?. Comparación con avances anteriores.

Como hemos comentado alguna vez en este blog, actualmente tenemos un grave cuello de botella para el desarollo, la acumulación de energía. Los científicos coinciden en que un avance significativo consistía en trabajar y descubrir nuevos materiales que pudieran almacenar más energía y gestionarla más eficientemente. 

En épocas pasadas, el cambio de utensilios de roca al metal, el cambio de la escritura manual a la mecánica, el cambio del vapor a la combustión de derivados del petróleo, la fisión de partículas de isótopos radiactivos para generar energía, han permitido pasos de gigante en el avance de la civilización que posteriormente permitieron, junto con los conocimientos avanzados de física contemporánea, abrir nuevos campos de desarrollo y tecnologías imposibles hasta esos descubrimientos. Pues bien, el grafeno, fruto de la técnica y el estudio de la físico-química más actual, provocará de nuevo un salto de esas proporciones.

¿Pero qué es exactamente el grafeno?.

Para ampliar mucho esta información, visitad esta web: Web de Grafeno Gadgets Podréis encontrar todas las actualizaciones que vayan surgiendo sobre este nuevo material, así como aplicaciones con las que se vayan experimentando y próximos lanzamientos.

En esencia el grafeno es un material compuesto por una cadena de átomos de carbono (uno de los isótopos de él, concretamente) de un átomo de espesor, con lo que se crea una lámina de dos dimensiones, ya que el átomo es la mínima expresión de la materia estructural actualmente usable (aunque se conocen partículas más pequeñas que el átomo, no se pueden usar como estructuras de materiales en la actualidad), unidas por enlaces covalentes (los más fuertes descubiertos hasta el momento).

Esta especial disposición del material, así como la composición de estructuras derivadas del uso del mismo, se benefician de características muy especiales y que hasta ahora, no encontrábamos en materiales naturales ni producidos. Entre estas ventajas, cabe destacar:
  • Mejor autoenfriamiento.
  • Mucha mejor conductividad térmica y eléctrica que los materiales actuales (incluido el silicio).
  • Alta elasticidad, dureza y resistencia.
  • Permite reacciones químicas con otros elementos para hibridar propiedades.
  • Menos efecto Jule (menos calentamiento cuando conduce electrones).
  • Menos consumo de energía en la conducción (la mejor hasta ahora, el Silicio).
  • Genera electricidad al ser alcanzado por la luz.

Ejemplos prácticos ya experimentados de uso de grafeno.

Y como cabía esperar, los trabajos con grafeno están viendo la luz rápidamente, y es que la carrera de la innovación no tiene fin.

Aquí podemos ver el primer avance con fecha de entrega de aplicaciones de grafeno en nuestra vida cotidiana. Está claro que el mercado de los móviles iba a ser uno de los destacados en el uso del grafeno, debido a su volúmen de ventas y las múltiples ventajas que ganarían usando grafeno, no solo en los componentes electrónicos, también en la estructura de pantallas y carcasas. Pero no es la única industria que va a ser afectada por la llegada de este especial material.

La gran capacidad de carga y velocidad en la misma hará que las baterías sufran una importante evolución en los próximos años. Esto provocará mejor rendimiento en los vehículos eléctricos que, ojo, podrían recargarse mientras funcionan, debido a que el grafeno genera electricidad cuando es incidido por la luz.

Pero las aplicaciones más de laboratorio serán las más llamativas sin duda. Por ejemplo, el almacenamiento de hidrógeno, la que viene a ser llamada la fuente de energía del futuro, también ser verá afectada por la introducción del grafeno (noticia en inglés). Esto acelerará considerablemente el día que comenzaremos a usar la inagotable energía de combustión de hidrógeno, hasta ahora altamente inestable.

Si usáis una búsqueda rápida en google sobre grafeno (o quien pueda "graphene uses") podrá ver interesantísimos experimentos y potenciales usos de este descubrimiento.

Conclusión.

Estar a la vanguardia de la tecnología es una máxima que las empresas multinacionales del sector llevan a la última expresión. La inclusión en este terreno de cuotas de mercado muy rígidas y con cada vez menos posibilidades de innovación por culpa de las pocas opciones que permiten los avances en estructuras, nos invitan a pensar que las compañías se van a volcar en el desarrollo de componentes con este material, ya que abre muchas expectativas de mejora y un universo de posibilidades aún por explorar.

En los próximos años, veremos su repercusión en nuestra vida cotidiana, mientras, no perded ni una sola noticia de los avances que se producirá, quien avisa no es traidor.

martes, 13 de diciembre de 2011

Llegó la Navidad. ¿Qué ordenador me compro?.

Ahora que llega la Navidad y que están habiendo tantas novedades en el tema tecnológico, o simplemente te apetece actualizar a tu compañero de batalla (los ordenadores ya no son meras máquinas de trabajo o ocio, forman parte de nuestra vida) o tienes que hacer un regalo de un ordenador, y te apetece tener una guía para hacerte una idea de compra, voy a intentar echarte una mano.

Ideas previas.

Conocer todos los componentes de un ordenador no es necesario para hacer una buena compra, pero no debemos ir a ciegas completamente buscando "el número más grande" o "el que más Gigas tiene", porque nos vamos a equivocar muy fácilmente.

Tenemos que tener claro que un ordenador nos ayuda a hacer muchas cosas, y que todos los utilizamos diariamente, pero no todos los usuarios trabajan con los mismos programas o exigen lo mismo del equipo que utilizan. Sí que tenemos que tener constancia que en este caso, cuanto más azúcar más dulce, y que cuanto más exigencia tengamos, más dinero tendremos que invertir en el equipo. OJO! Esto no quiere decir que el ordenador más caro sea mejor.

Hay conceptos que tenemos que tener muy claros dentro de un ordenador:

  • Microprocesador: También llamado Micro, CPU. Es el cerebro/motor del ordenador.
  • Memoria RAM: Es la memoria que usa el CPU para ejecutar los programas.
  • Disco Duro: También simbolizado con HD o DD. Es la memoria donde se almacenan los programas y los datos.
  • Tarjeta Gráfica: Lo podéis encontrar como Vídeo. Es la parte del ordenador que se va a encargar exclusivamente de lo que tiene que ver con los gráficos y las visualizaciones.


Los demás componentes no son menos importantes, pero no son tan decisivos a la hora de elegir un ordenador, o al menos, no llaman tanto la atención en la propaganda que ahora vamos a encontrar inundando nuestros buzones.

¿Por dónde empezamos?.

Tanto si es para nosotros, como para regalo como para actualizar nuestro equipo, lo más importante que debemos saber es para quién y para qué se va a usar este nuevo equipo. Todo parte de esa información.

Si el uso que tendrá el equipo es para aprovechar todas las prestaciones de un ordenador: como jugar, diseño gráfico, abrir muchas ventanas y ejecutar muchos programas a la misma vez, necesitaremos un ordenador con un buen microprocesador y una gráfica aceptable.

Si se usará para navegar, consultar las redes sociales, hacer trabajos para la universidad o el instituto, buscar información, escribir blogs, necesitaremos menos potencia, incluso es posible que podamos acceder al segmento de portátil.

Si el uso será liviano, para consultar el email y alguna web sin demasiado peso de videos, etc, podríamos incluso usar un ordenador de los pequeñitos, completamente portátil, pero poco potentes para otros usos.

Hay herramientas de trabajo que usan muchos recursos del ordenador y nos condicionan a la hora de elegir equipo. Por ejemplo, un uso avanzado de Photoshop®, Ilustrator®, 3D-Studio®, Autocad®, Rhinoceros®, entornos de programación avanzado, Corel Draw®. Por otra parte, hay acciones cotidianas que no pensaríamos que usan tanto el ordenador, pero probad a abrir 3 juegos de Facebook en distintas pestañas del mismo navegador y veréis como vuestro ordenador empieza a ir extremadamente lento.

También tenemos que sopesar las horas de uso que tendrá el aparato. A más horas de uso, más energía usará, más se calentará y más se forzará la vista, por lo que tendrá que tener una buena pantalla y cuanto mejor refrigeración de componentes, mayor eficiencia.

¿Cuánto me tendré que gastar?.

Esta pregunta también condicionará el equipo a comprar, ya que según presupuesto, podremos acceder a algunas marcas o algunos componentes.


Un equipo con tarjeta gráfica relativamente potente, un microprocesador a la altura y un buen disco duro, y un buen monitor puede rondar los 800€. Si lo queremos portátil, nos tendremos que rascar algo más los bolsillos.


En cambio, si su uso será más bien cotidiano y podemos prescindir de la gráfica, con 400€ o poco más tendremos un buen equipo.

¿Pero cómo se que no me quedaré sin potencia o tendré un equipo desfasado en breve?.

Eso es más complicado. La informática avanza muy rápido. Es muy difícil estar a la última y estarlo es caro. Además, cualquier cosa que compremos tardará 6 meses en ser superada en versión, sea la marca que sea. Esto no debe exasperarnos, porque si nos esperamos, nunca compraremos un equipo!. Entonces, podemos acudir al segmento que más nos convenga en ese momento.

No por gastar más dinero vamos a tener el más avanzado de los equipos, ya que como hemos comentado antes, el diseño y las marcas influyen mucho en el precio de los componentes. Es más fiable fijarse en las fechas de fabricación de la tecnología. Pero el factor más importante que tenemos que tener en cuenta, es la cantidad de rendimiento que necesitamos. Puesto que las aplicaciones que vayamos usando serás las que marquen el rendimiento a manejar, hay que tener muy claro las especificaciones de lo que vamos a usar y la soltura con la que queremos trabajar. Por ejemplo: Podemos trabajar con un programa de diseño (por ejemplo Gimp, que es gratuito) con un microprocesador normalito: la respuesta es sí. Podríamos usarlo al mismo tiempo que navegar por Facebook, Twitter, ver videos de Youtube o escuchar música en Spotify? La respuesta es: no. Dejarte abrir los programas, te dejará, pero difícilmente podrás trabajar con ellos.

Vale. Ya se para qué quiero el ordenador y se más o menos lo que me quiero gastar. ¿Dónde voy a comprar?.

Para comprar informática, lo mejor es tener claro lo que uno puede y no puede hacer por si mismo. Si puedes montar el ordenador por ti mismo, pide las piezas por internet. La garantía de las mismas están obligados a darte la misma que en tienda, pero te ahorrarás el montaje.

Si por el contrario, no te fías o prefieres que lo hagan un experto, seleccionando el configurador de algunas webs puedes obtener un buen equipo a un precio sensato. Yo colaboro personalmente con esta empresa y además de tener precios muy buenos, son expertos a los que se puede consultar para pedir ayuda.

Puedes acceder a ellos a través de http://www.computelx.com o haciendo click en el banner.


Hay otras webs donde se pueden comprar, o podemos acercarnos a la tienda de la esquina a preguntar, seguro que nos asesoran. Lo importante es no dejarse llevar por propaganda escandalosa, buzones llenos de colores impactantes (ya sabéis, esos que dicen que no somos tontos) y comprar lo que nos venden en grandes superficies solo por lo llamativo que es. 

Siempre recomiendo pedir al menos 2 presupuestos de un ordenador, para poder comparar, y sobretodo, para oir a 2 personas decir lo mismo, a ver qué más podemos aprender, y así poder afinar más en lo que buscamos.

Recomendaciones.

Podemos entrar en discusiones si es mejor Intel o AMD, si mejor ATI o nVidia o mil aspectos más de los ordenadores. Yo me voy a basar en mi experiencia, que ya son unos años, en mis pruebas y en mis visitas a las webs y medios especializados.
Según condiciones, yo compraría:

Sin límite de presupuesto: Un Mac. Sin dudarlo. Por diseño, por eficacia, por simplicidad, por potencia y por tecnología. Quien prueba Mac no vuelve atrás. Eso si, hay que pagarlo.
El MacBook Pro de 15" tiene suficiente memoria, suficiente espacio en disco duro, pantalla cristalina, Thunderbolt, grabadora multiformato, sistema operativo MacOS X, alto rendimiento en herramientas de diseño, sencilla forma de trabajo, inmejorable rendimiento multimedia. Vamos, la elección ideal para el que usa un ordenador.